Política

AMSIN (Activistas de Morena Sinaloa). Por una Revolución de las Conciencias.

Corría el año de 1985 cuando el pueblo de México atisbó por primera vez la posibilidad del surgimiento de un movimiento político que le disputara por primera vez el poder al PRI. Cuauhtémoc Cárdenas había decidido emprender una ruta democrática en pos de la Presidencia de la República. Para tal fin convocó a todas las fuerzas progresistas del país a sumarse a su lucha de reformar el sistema y cambiar el rumbo neoliberal que había emprendido el gobierno de Miguel de la Madrid.

El pueblo se volcó en su apoyo. Las cúpulas del PRI no quisieron sumarse, porque todos pensaban que Cárdenas no tenía ninguna oportunidad frente a la aplanadora. El movimiento que Cuauhtémoc conformó estuvo integrado por gente con ideales y convicciones revolucionarias, decididos a emprender una profunda transformación de las estructuras sociales, ya para entonces anquilosadas.

En 1988 se perpetró el primer gran fraude de la era moderna y se abortó la posibilidad de un cambio democrático y una revolución social desde abajo. Se inició desde entonces la ruta de la larga marcha: construir un partido político que representara los intereses del pueblo y que luchara sin cesar a través de la vía política por un cambio verdadero. Se empezaron a forjar liderazgos de gran valía, auténticos y honestos, y a ganar territorios que estarían para siempre identificados con la esperanza de un gobierno incluyente y progresista, de fuerte raigambre popular.

El ejercicio del poder corrompe sin un buen sistema de vigilancia y castigo. Eso pasó con el PRD, partido crisol de todas las fuerzas progresistas y socialistas. Se atomizó en una maraña de corrientes que hicieron de la claudicación de los ideales originarios su modus vivendi y convirtieron el ejercicio de la política en una plaza pública. Aun así, de las entrañas de ese Prometeo surgió un político joven, decidido y tenaz que logró convencer de nuevo al pueblo de México de la necesidad de un cambio desde abajo.

Andrés Manuel López Obrador lanzó su candidatura en 2006 por la Presidencia de la República. Lo hizo convencido de que la derecha no representaba ese cambio que el pueblo necesitaba. El país se estaba cayendo a pedazos y estaba siendo puesta a remate toda su riqueza natural. El pueblo en masa se levantó a apoyar al heredero directo del neo cardenismo del 88, convencido de que daría continuidad a la idea de un gobierno popular, emanado desde las bases  y dirigido directamente por las bases. Al lado de los partidos se construyó esa base popular en forma de comités ciudadanos, cuyo fin no era exclusivamente servir como un reservorio de votos, sino de ejercer el poder al lado de este líder que los había convocado a dar la lucha en las calles y en las urnas.

Un nuevo y más monstruoso fraude electoral se hizo presente. La idea era reventar el liderazgo de López Obrador y hacerlo desistir de su intento de alcanzar la máxima magistratura. Entre todos se decidió que tenía que seguir en la lucha representando los intereses legítimos del pueblo de México. Mientras tanto, los gobernantes espurios empezaron a atentar contra la vida de los luchadores sociales y a poner a remate nuestra nación. Se desplegó una resistencia popular por el lapso de 12 años, tiempo en el que la oclocracia mexicana llegó a niveles de ignominia impensables.

El pueblo de México ya no aguantaba más, estaba al borde de un estallido social derivado de décadas de opresión, corrupción y marginación social. Con la intención de evitar un nuevo fraude electoral, el equipo de AMLO abrió todas las compuertas del Movimiento a cualquier ciudadano mexicano que quisiera participar en el cambio, independientemente de su ideología, religión, condición social y pasado político. El objetivo era recolectar un enorme caudal de votos que hiciera imposible un nuevo fraude electoral. Aunque el llamado a  la incorporación era incondicional, muchos se aprovecharon de cierto posicionamiento político y económico para ocupar candidaturas regionales con una visión patrimonialista alejada del ideario de no mentir, no robar y no traicionar al pueblo.

Se llegó el 2018 y por fin advino el triunfo de la verdadera democracia. El viejo régimen se desplomaba hecho añicos por una votación masiva a favor del nuevo partido MORENA y su proyecto político de Cuarta Transformación. En esa gran ola democrático-electoral arribaron junto con el Presidente un sinnúmero de compañeros con escasa trayectoria de lucha desde la izquierda y con una muy delgada capa de compromiso con lo que el Presidente estipulaba debía ser la Cuarta Transformación. Las distorsiones e incongruencias en el ejercicio del poder a nivel de estados y municipios, y en los congresos tanto federales como estatales, hicieron aparición muy pronto. El partido Morena, mientras tanto, ya cumplida su misión, se tomó unas largas vacaciones que lo desdibujaron del mapa político nacional.

El Presidente empezó a gobernar solo, totalmente desacompasado de los poderes estatales y municipales de su propio partido. Cada quien traía su propia agenda, su muy particular forma de interpretar la 4T. La administración pública regional quedó copada por funcionarios del antiguo régimen que continuaron asumiendo la misma política excluyente en relación con las mayorías. La lucha de facciones empezó  a cundir por todo el tejido gubernamental y nadie quiso asumir de plano sus responsabilidades obedeciendo a un cálculo político que tomaba en cuenta lo que quedaba todavía por ganar en las elecciones intermedias, catapulta para el próximo gobierno nacional.

¿Dónde quedo el no ser un vulgar ambicioso, el no luchar por un puesto, sino por un cambio verdadero, el no entretejer el poder político con el poder económico, el no robar, no mentir y no traicionar al pueblo, verdadero beneficiario de la nueva forma de hacer política? Ahora que se vienen las elecciones de 2021, lo único que vemos son las ambiciones desbocadas de aquellos que aseguraron que no venían por un puesto con el fin de esquilmar las arcas públicas; ahora, esos mismos son los que piden, exigen, reelección o buscan brincar de una posición a otra, dejando abortada la misión para la que fueron electos, como lo hacían los políticos del antiguo régimen.

El Presidente de la República y Morena deben pensar muy bien qué derrotero quieren que siga la 4T. Por un lado está el camino de las componendas desde arriba, de los trueques, del tráfico de influencias, de utilizar el poder económico para acceder al poder político comprando voluntades y conciencias; el camino de transigir con los cacicazgos enquistados por todo el cuerpo social y que  están esperando la mínima oportunidad para regresar al viejo régimen de corrupción al poder; por el otro, está el camino original de un progresismo desde abajo dirigido y sustentado por las grandes masas de obreros y campesinos, pequeños productores, comerciantes, intelectuales y profesionistas de todo cuño, que apoyaron con todas sus fuerzas esta revolución pacífica para que sus demandas fuesen escuchadas y atendidas, tomando su propio destino en sus manos. Por un camino se conduce al mundo de la Restauración; por el otro, al mundo de la Redención, ¿Cuál queremos seguir?

¿Qué debemos hacer?

  1. Buscar que en Morena se practique la democracia deliberativa y participativa. Las decisiones no deben ser tomadas desde una torre de marfil situada en un Centro inamovible, sino que deben ser planteadas a las bases de todos los puntos geográficos para que estas deliberen y lleguen a un consenso. No al elitismo ni al verticalismo como “método” para designar a los candidatos de elección popular.
  2. Los candidatos a puestos de elección deben poseer un fuerte respaldo popular real y no virtual, entendiendo de que sus candidaturas deben responder a los genuinos intereses del pueblo y no a grupos fácticos de poder que buscan acomodarse a la tendencia política ganadora con el fin de que , al final, nada cambie. En Sinaloa, se observa el acecho de grupos de interés que buscan aprovechar la coyuntura electoral para arribar y/o mantenerse en posiciones de poder, utilizando a MORENA como plataforma de lanzamiento. Todo esto ocurre como producto de la ausencia de una estructura partidaria comprometida con las causas populares. No al gatopardismo, sí a la separación del poder político del económico.
  3. Creemos que aquellos que ya han ejercido el poder tanto en el poder ejecutivo como en el legislativo, de los estados y municipios, y que no han cumplido con las expectativas y se han convertido en un peso muerto para el partido (por improductivos) se les debe negar la posibilidad de representarnos en un periodo inmediato. Ha faltado liderazgo en los cuadros representativos que emergieron hace ya casi tres años, y no han estado a la altura de las circunstancias. No pudieron o no quisieron aportar lo necesario para consolidar a MORENA como opción propositiva para Sinaloa. Al final, la viabilidad  de MORENA se mantiene vigente y con buena aceptación gracias al liderazgo presidencial, sin que se perciba un aporte importante a nivel local.
  4. En el estado de Sinaloa deben replicarse las políticas que actualmente están en marcha a través de la 4T. Desde la propuesta a la gubernatura hasta la última presidencia municipal debe existir un compromiso a alinearse con el eje transformador impulsado desde la Presidencia de la República, a saber: combate a la corrupción, transparencia en el manejo de los recursos públicos, austeridad en el presupuesto estatal y el impulso a la democratización de la vida pública, incluyendo a aquellas instituciones que gozan de su autonomía, pero que no han podido desarrollar su pleno potencial debido a que se han convertido en escudos políticos de grupos de intereses creados y que contrario al propósito central de la autonomía, han generado estructuras rígidas de poder que inhiben la diversidad de pensamiento.
  5. El partido MORENA en Sinaloa debe elaborar un plan de lucha que busque atender en lo inmediato los problemas más urgentes relacionados con el desarrollo social y económico de los sinaloenses. Nuestro estado necesita un plan de industrialización coherente y creativo; necesita un plan de vivienda que ponga fin a las invasiones y arrabales; y necesita una solución definitiva  al problema de los desplazados de la Sierra Madre Occidental, derivada de las violencia ejercida por los grupos paramilitares al servicio del narcotráfico, que han convertido en un “territorio de exclusión” esta gran franja del territorio nacional.

Quizas te interese

Cultura

El IMCINE invita a participar en el Programa de Fomento al Cine Mexicano

post-image

 

El Instituto Mexicano de Cinematografía (IMCINE), invita a participar en la Convocatoria del Programa Presupuestario “Fomento al Cine Mexicano”, en el Apoyo a la producción de largometrajes en colaboración con los estados.

El programa tiene como objetivo apoyar a las personas físicas o morales mexicanas para la producción de películas de ficción o documental en colaboración con las secretarías, institutos y consejos de cultura en los estados y de los municipios para ser a su vez un instrumento de colaboración y concertación entre los estados y la Federación con el fortalecimiento del trabajo de los creadores de cine, a fin de propiciar mejores condiciones para el desarrollo de las industrias creativas locales a través del apoyo a la producción de películas, a lo largo y ancho del territorio nacional.

La convocatoria está dirigida a personas físicas o morales mexicanas residentes en las entidades federativas del país, y el registro de los…

Read More
Cultura

Este viernes abre sus puertas al público la Biblioteca Pública Central Estatal “Gilberto Owen”

post-image

Con una primera inversión de 80 millones de pesos iniciada por la administración estatal anterior, más 22 millones de pesos aportados por el Gobierno de Quirino Ordaz Coppel y 5 millones de pesos provenientes de la Secretaría de Cultura Federal, es lo que conforma la inversión total de la Biblioteca Pública Central Estatal “Gilberto Owen”.

Aunque con las limitaciones motivadas por la pandemia, por la suspensión de actividades presenciales, la “Gilberto Owen”, perteneciente al Instituto Sinaloense de Cultura, abre sus puertas este viernes 22 de enero a quienes deseen acceder a sus materiales de consulta, a la par que del 25 de enero al 31 de marzo también se llevarán a cabo una serie de actividades de socialización de este nuevo espacio.

Lo anterior lo informó Papik Ramírez Bernal, Director General del ISIC, durante un recorrido por las instalaciones, acompañado de Humberto González Palazuelos, Coordinador Estatal de Bibliotecas en Sinaloa, así…

Read More
Tecnología

Inician pruebas de autobús eléctrico para transporte urbano en Mazatlán

post-image

Por primera vez en Sinaloa, un autobús eléctrico brindará el servicio de transporte público urbano en Mazatlán como parte de la fase de prueba implementada por la Secretaría de Desarrollo Sustentable para disminuir la emisión de gases contaminantes al medio ambiente.

La secretaria Isabel Mendoza Camacho, acompañada de concesionarios y autoridades estatales, participó en el inicio de operaciones de esta unidad que funciona gracias a un conjunto de baterías que permiten recorrer un promedio de entre 200y 240 kilómetros sin el uso de combustibles.

“Buscamos transitar al uso de energías más limpias con vehículos de cero emisiones, esto es un paso firme hacia la electromovilidad”, subrayó.

Isabel Mendoza explicó que la fase de prueba permitirá evaluar el rendimiento de las unidades, la efectividad de la tecnología eléctrica, comprobar los beneficios económicos, mejorar la calidad del servicio para el usuario y analizar mecanismos de financiamiento para incorporar al menos 30 unidades en Sinaloa.

Enrique…

Read More
General

Solo personal vulnerable o de alto riesgo, seguirá sin presentarse a laborar en Gobierno del Estado

post-image

 Los titulares de cada Dependencia, en el caso del resto del personal, seguirá decidiendo la forma en que deberán asistir a trabajar para el correcto funcionamiento de la administración

Gobierno del Estado amplió hasta el 30 de abril, en consonancia con la política de sana distancia implementada por el Gobierno Federal y para efectos jurídicos, los lineamientos y medidas puestas en práctica desde el 27 de julio y 03 de agosto del 2020, que permite al personal considerado vulnerable o de alto riesgo ausentarse de sus centros de trabajo por la pandemia del Covid-19.

Es así que solo podrán ausentarse de la totalidad de las dependencias, las y los trabajadores de 65 años o más, mujeres embarazadas o en periodo de lactancia, personas con discapacidad o aquellas que padezcan algún tipo de padecimiento crónico degenerativo o esté bajo tratamiento farmacológico que le genere supresión del sistema inmunológico.

En…

Read More